Saltar al contenido

El shock

primeros auxilios

El choque es un estado en el que el cuerpo entra cuando no recibe suficiente suministro de sangre a los tejidos y, por lo tanto, el oxígeno necesario no llega a los órganos para que éstos realicen sus funciones. Como resultado, se produce un fallo multiorgánico.

El shock es una afección grave. Si no se trata con urgencia, el daño puede ser irreparable e incluso puede causar la muerte de la víctima. Por lo tanto, si detectamos que alguien está sufriendo un shock, es esencial que le prestemos primeros auxilios para reducir el riesgo de que se dañen órganos vitales.

Existen diferentes razones que pueden causar este estado de shock, pero las más comunes son, por ejemplo, la pérdida masiva de sangre causada por traumatismos o quemaduras graves, congelación de tejidos, reacciones alérgicas e insuficiencia cardíaca, causas que en última instancia impiden la correcta distribución de oxígeno a través del cuerpo.

Shock tipos 

Un estado de shock no es una enfermedad, sino un estado de shock causado por otra cosa. La clasificación de los tipos de choque se realiza en función del origen del problema:

  • Shock cardiogénico: Este es el nombre que se le da cuando el choque es causado por el corazón, como un infarto de miocardio, cuando el corazón no bombea la sangre apropiadamente a través del cuerpo y múltiples órganos pueden fallar.
  • Shock hipovolémico: hipovolemia significa “bajo volumen de líquido”. Esto ocurre, por ejemplo, en hemorragias grandes en las que se pierde mucha sangre, o en quemaduras graves en las que también hay una pérdida significativa de líquido.
  • Shock anafiláctico – causado por una reacción alérgica severa, el cuerpo entero reacciona a un alérgeno y la dificultad para respirar hace que sea inalcanzable.

Shock primeros auxilios 

Lo ideal es tratar el problema antes de entrar en shock, pero si la víctima ya está en shock, las acciones de primeros auxilios deben estar dirigidas a ayudar al sistema circulatorio a llevar sangre a todos los órganos, para oxigenarlos hasta que llegue la ayuda médica avanzada. Una acción rápida puede salvar la vida de la persona afectada. Esto es lo que debemos hacer en caso de conmoción:

  • Primero se debe notificar a los servicios de emergencia, proporcionando información precisa y concisa sobre la víctima y su situación.
  • Si la persona está inconsciente, se examinará la respiración y la circulación. Si es necesario, se iniciará la reanimación cardiopulmonar.
  • Examinar a la persona lesionada: evaluar si puede tener una lesión en la columna vertebral, la cabeza o el cuello, en cuyo caso no debe ser movida. Si se descartan estas lesiones y la persona está consciente, se le colocará en posición de shock, es decir, de espaldas (sin la cabeza levantada) y con las piernas levantadas aproximadamente 30 centímetros. Esto ayudará a que la sangre regrese de las extremidades al corazón y al cerebro.
  • Observe si la persona afectada tiene heridas u otras lesiones, ya que puede estar perdiendo sangre y en este caso se debe detener el sangrado y administrar primeros auxilios.
  • La persona debe estar cómoda, sin ropa ajustada que le pueda resultar incómoda y mantenerse caliente. Es apropiado cubrirlo con una manta o ropa.
  • Revise su estado general cada cinco minutos en caso de que empeore.
  • La persona lesionada puede vomitar o tener muchas secreciones orales, en cuyo caso la cabeza se voltea hacia un lado, siempre y cuando no se sospeche ninguna lesión de la columna vertebral, en cuyo caso se debe voltear todo el cuerpo como una unidad.
  • No le dé nada de beber o comer a la víctima del shock.
  • Es importante no levantarse o vagar solo, para mantener la posición de choque.
  • No dude en llamar a los servicios de emergencia o esperar a que la situación empeore.
  • No abandone a la persona lesionada, permanezca a su lado y evalúe constantemente su estado hasta que lleguen los servicios de emergencia.

Shock medicina 

Una afección potencialmente mortal que ocurre cuando el cuerpo no está recibiendo suficiente flujo sanguíneo. La falta de flujo sanguíneo significa que las células y los órganos no reciben suficiente oxígeno y nutrientes para funcionar adecuadamente. Como resultado, muchos órganos pueden resultar dañados. El shock requiere tratamiento inmediato y puede empeorar muy rápidamente. Hasta 1 de cada 5 personas en estado de shock morirá a causa de esto.

Sintomas del shock 

Aunque pueden tener diferentes orígenes, una vez que el cuerpo entra en shock, hay signos y síntomas generales que revelan que el problema inicial ha empeorado y la persona lesionada realmente ha entrado en shock.

  • La principal señal de advertencia en estado de shock es que su presión arterial es muy baja, acompañada de un pulso muy rápido pero débil.
  • La persona afectada siente ansiedad, agitación y temblores.
  • Presencia de cianosis, es decir, membranas mucosas (labios y encías) y uñas azuladas. Se produce como consecuencia del bajo contenido de oxígeno.
  • Escalofríos. La piel es húmeda y pálida, de color grisáceo, y hay sudoración profusa.
  • Respiraciones lentas y superficiales. También puede ocurrir lo contrario, rápido y profundo, lo que llevará a la hiperventilación.
  • Síntomas neurológicos, como mareos, vértigo, desmayos e incluso pérdida del conocimiento. El vómito también es común.
  • Dolor en el pecho y falta de aliento.

Shock fisiopatologia 

El choque es la reducción profunda y generalizada del suministro efectivo de oxígeno y otros nutrientes a los tejidos, que determina inicialmente el daño celular reversible y, posteriormente, si el proceso es prolongado, el daño irreversible. Algunas características de su patogénesis son comunes en diferentes formas de shock, independientemente de la causa subyacente. La vía común de choque final es la muerte celular, una vez alcanzada esta fase la lesión es definitiva a pesar de la corrección de la causa subyacente.
Uno de los denominadores comunes de las principales formas de shock es el bajo gasto cardíaco y, por lo tanto, la perfusión de los órganos vitales. De las formas de shock con bajo gasto cardíaco, el más estudiado es el hipovolémico.
Algunos síntomas y signos son comunes en diferentes tipos de shock. Generalmente se caracteriza por hipotensión, con un PAM < 60 mmHg. Otras manifestaciones comunes son la taquicardia, la oliguria y la alteración del nivel de conciencia, así como la presencia de extremidades frías y moteadas.
El shock es una emergencia, por lo que el tratamiento óptimo debe comenzar antes de que ocurra un daño irreversible a los órganos vitales. Un método práctico es realizar una evaluación inicial rápida basada en una historia clínica limitada, un examen físico y métodos de diagnóstico específicos destinados a determinar la causa y la intensidad del shock. Una vez completada esta breve evaluación, el tratamiento debe comenzar y, siempre que sea posible, los pacientes deben ser tratados en una unidad de cuidados intensivos.

Shock tratamiento

  • Detenga la hemorragia: Si el shock es causado por sangrado, se debe detener aplicando un vendaje, levantando la extremidad lesionada, aplicando presión en el lugar apropiado y aplicando un torniquete si es necesario.
  • Control del dolor: Alivio del dolor al curar y vendar la herida correctamente o al entablillar la fractura y colocar a la persona lesionada en una posición cómoda.
  • Oxígeno: Mantener las vías respiratorias despejadas, se debe administrar oxígeno a través de la respiración boca a boca para combatir la anoxia (falta de oxígeno en los tejidos), y la respiración y la acción del corazón se deben mantener a un nivel adecuado (masaje cardíaco).
    Afloje la ropa ajustada:
  • Afloje la ropa alrededor del cuello en la cintura y en otros lugares donde la apriete, desate los cordones de los zapatos pero no se los quite para no exponerlos al frío.
  • Posición del paciente: Acueste al paciente en posición dorsal con los pies elevados por encima de la cabeza, esta posición ayuda a que la sangre fluya hacia el corazón y el cerebro, cuando hay una lesión en el pecho o la cabeza mantenga el cuerpo descansando sobre la espalda, no levante los pies, si el paciente está inconsciente mantenga la cabeza colgando hacia abajo, para que el moco y la saliva fluyan fuera de la boca y no fluyan sobre la tráquea. Anímalo tomando las riendas de la situación y por la confianza que tienes en ti mismo y en tus acciones demostrándole a la víctima que sabes lo que estás haciendo.

Videos de shock

 

Imagenes de shock

primeros auxilios

primeros auxilios

Mas información acerca de Enfermedades Cardiovasculares