Saltar al contenido

La diabetes insípida

diabetes

La diabetes insípida causa ganas de orinar con mucha frecuencia. Las personas con diabetes insípida tienen mucha sed. Así que beben mucho líquido. Esto es lo que hace que estas personas sientan la necesidad de ir al baño tan a menudo. El ciclo puede impedirles dormir o incluso orinar en la cama. El cuerpo produce una gran cantidad de orina que es casi agua pura.

La diabetes insípida es diferente de la diabetes mellitus (DM), que involucra problemas con insulina y altos niveles de azúcar en la sangre. Los síntomas pueden ser similares. Sin embargo, la diabetes insípida está relacionada con la manera en que los riñones manejan los líquidos. Es mucho menos común que el mellitus. Los exámenes de orina y de sangre pueden revelar su caso.

La diabetes insípida generalmente es causada por un problema con la hipófisis o los riñones. El tratamiento varía dependiendo de la causa del problema. Los medicamentos por lo general son útiles.

Diabetes insipida fisiopatologia

El lóbulo posterior de la glándula pituitaria es el sitio principal de almacenamiento y liberación de vasopresina, pero la vasopresina se sintetiza en el hipotálamo. La hormona recién sintetizada puede ser liberada en la circulación siempre y cuando los núcleos hipotalámicos y parte del tracto neurohipofisario permanezcan ilesos. Menos del 10% de las neuronas neurosecretoras deben permanecer intactas para que se desarrolle la diabetes insípida central. Consecuentemente, esta enfermedad siempre involucra los núcleos supraópticos y paraventriculares del hipotálamo o una porción significativa del tronco pituitario.

La diabetes insípida central puede ser total (ausencia de vasopresina) o parcial (concentración insuficiente de vasopresina) y también puede ser primaria, con notable reducción de la síntesis en los núcleos hipotalámicos del sistema neurohipotalámico.

Diabetes insipida etiologia

Diabetes insípida central primaria

Los trastornos genéticos del gen de la vasopresina en el cromosoma 20 son responsables de las formas autosómicas dominantes de la diabetes insípida central primaria, aunque muchos casos son idiopáticos.

Diabetes insípida central secundaria

La diabetes insípida central también puede ser secundaria (adquirida), causada por diversas lesiones, como una hipofisectomía, lesiones craneales (particularmente fracturas de la base del cráneo), tumores supraselares e intracelulares (primarios o metastásicos), Histiocitosis de células de Langerhans (enfermedad de Hand-Schüller-Christian), hipofisitis linfocítica, granulomas (sarcoidosis o tuberculosis), lesiones vasculares (aneurismas, trombosis) e infecciones (encefalitis, meningitis).

Diabetes insipida sintomas

El asentamiento puede ser insidioso o repentino, y puede ocurrir a cualquier edad. Los únicos síntomas de la diabetes insípida central primaria son polidipsia y poliuria. En la diabetes insípida central secundaria, también se identifican los signos y síntomas de las lesiones asociadas. El paciente puede beber grandes cantidades de líquido y excretar grandes volúmenes (entre 3 y 30 L/día) de orina altamente diluida (gravedad específica usualmente < 1.005 y osmolalidad < 200 mOsm/L). Los pacientes casi siempre experimentan nicturia. Si no se reemplaza la pérdida continua de líquido a través de la orina, se puede presentar deshidratación e hipovolemia.

La poliuria puede ser el resultado de :

  • Diabetes mellitus (más común)
  • DIC (una deficiencia de vasopresina)
  • Diabetes insípida nefrógena (resistencia renal a la vasopresina)
  • Ingestión compulsiva o habitual de agua (polidipsia psicógena).

Diabetes insipida diagnostico

Exploraciones adicionales

1. Pruebas de laboratorio

1) Densidad de la orina <1,005.

2) Prueba de sed (prueba que mide el grado de concentración de orina): junto con el nivel de vasopresina, permite establecer el diagnóstico diferencial entre las diferentes causas de polidipsia. Interpretación de los resultados →Criterios diagnoses. También recuerde la necesidad de excluir la poliuria diabética.

En Chile, la prueba de privación de agua o de sed se realiza en forma ambulatoria, sin hospitalización y con la supervisión médica adecuada. Se requiere un régimen cero (nada por vía oral) durante 3 horas antes del inicio del curso, ya que con mayor ayuno y en caso de poliuria severa puede haber hipotensión arterial antes del ingreso. El paciente debe ser mantenido rápido y pesado. Controle su presión arterial al principio y cada hora durante la prueba. Cada 60 minutos se debe medir el volumen y la osmolalidad de la orina emitida, y cada 120 minutos se debe tomar una muestra de sangre para medir la natremia y la osmolalidad plasmática. Si la osmolalidad urinaria es >600 mOsm/kg, interrumpa la prueba y considere la causa aparte de la diabetes insípida. Por otro lado, si la osmolalidad urinaria se estabiliza en valores más bajos, mientras que la osmolalidad plasmática >300 mOsm/kg, o natremia >145 mmol/l, existe un defecto de concentración de orina de acuerdo con la diabetes insípida, que puede ser total o parcial. En este caso, administrar desmopresina 20 µg en inhalación nasal y seguir midiendo el volumen y la osmolalidad de la orina cada 30 min. Un aumento de la osmolalidad urinaria ≥ % en respuesta a la desmopresina indica un déficit de la misma, consistente con la diabetes insípida. Una respuesta menor sugiere un componente nefrogénico. Las elevaciones intermedias de la osmolalidad urinaria conducen a interpretaciones inciertas, como ocurre en la dipsomanía, en la que el alto volumen urinario disminuye la hipertonía de la médula renal e impide la concentración de orina aunque la vasopresina permite que el agua sea absorbida desde el túbulo colector; o, a formas parciales de diabetes insípida nefrógena. La presencia de presión arterial baja o reducción de peso ≥ % debe causar que la prueba se detenga.

2. Pruebas de imagen: El diagnóstico de diabetes insípida central es una indicación definitiva para la RMN de la región hipotálamo-hipófisis. En la diabetes insípida, hay una falta de señal hiperintensiva en el lóbulo posterior de la hipófisis.

Diabetes insipida tratamiento

1. Diabetes insípida central: terapia de retorno con un análogo de vasopresina de liberación retardada, desmopresina: 10-20 µg 1 ó 2 × d en aplicación nasal, en pacientes IM inconscientes; liofilizado de disolución rápida VSl: de 60 µg 2 × d a 120 µg 3 × d. Ajustar la dosis individualmente, en función de la presencia de síntomas clínicos, a osmolalidad sérica y concentración sérica de sodio.

2. Diabetes insipidus nephrogenic →cap 14.5.4; el tratamiento dependerá de la etiología:

1) lesión renal adquirida → tratamiento sintomático que consiste en la rehidratación adecuada y el tratamiento de la enfermedad subyacente

2) trastornos electrolíticos → síntomas de diabetes insípida remiten después de la corrección

3) defecto genético de los receptores de vasopresina → dieta baja en sodio y diuréticos tiácidos. Se debe considerar el tratamiento con dosis altas de desmopresina en pacientes con sensibilidad parcial a la vasopresina.

Videos de diabetes insipida

Mas información acerca de las Enfermedades del Riñon