Saltar al contenido

La endometriosis

endometriosis

La endometriosis es un trastorno a menudo doloroso en el cual el tejido que normalmente recubre el interior del útero (el endometrio) crece fuera del útero. La endometriosis generalmente afecta los ovarios, las trompas de Falopio y el revestimiento de la pelvis. En raras ocasiones, el tejido endometrial se expande más allá de los órganos pélvicos.

Cuando hay endometriosis, el tejido endometrial extraviado continúa actuando como lo hace normalmente: se engrosa, se descompone y sangra con cada ciclo menstrual. Debido a que este tejido que está fuera de su lugar habitual no tiene forma de salir del cuerpo, queda atrapado. Cuando la endometriosis afecta los ovarios, se pueden formar quistes llamados endometriomas. El tejido circundante puede irritarse y finalmente desarrollar tejido cicatricial y adherencias (bandas anormales de tejido fibroso que pueden hacer que los tejidos pélvicos y los órganos se peguen).

La endometriosis causa dolor (algunas veces severo), especialmente durante el período menstrual. También pueden ocurrir problemas de fertilidad. Afortunadamente, existen tratamientos efectivos.

Endometriosis definicion 

La endometriosis es una enfermedad de la esfera ginecológica común en los años reproductivos, se debe a la ubicación anormal del tejido que recubre la parte interna del útero llamado el endometrio fuera de su ubicación normal. Aproximadamente una de cada diez mujeres tiene esta afección.

Endometriosis causas

Aunque se desconoce la causa exacta de la endometriosis, las posibles explicaciones incluyen las siguientes:

  • Menstruación retrógrada. En la menstruación retrógrada, la sangre menstrual que contiene células endometriales fluye de regreso a través de las trompas de Falopio y dentro de la cavidad pélvica en lugar de fuera del cuerpo. Estas células endometriales mal colocadas se adhieren a las paredes pélvicas y a la superficie de los órganos pélvicos, donde crecen y continúan engrosándose y sangrando durante cada ciclo menstrual.
  • Transformación de las células peritoneales. Según lo que se conoce como “teoría de inducción”, los expertos sostienen que las hormonas o factores inmunes promueven la transformación de las células peritoneales (células que recubren el interior del abdomen) en células endometriales.
  • Transformación de células embrionarias. Hormonas como el estrógeno pueden transformar las células embrionarias (células en las primeras etapas de desarrollo) en implantes celulares endometriales durante la pubertad.
  • Implantación en la cicatriz de una cirugía. Después de la cirugía, como una histerectomía o una cesárea, las células endometriales pueden adherirse a la incisión quirúrgica.
  • Transporte de células endometriales. El sistema de vasos sanguíneos o el líquido tisular (sistema linfático) pueden transportar células endometriales a otras partes del cuerpo.
  • Trastorno del sistema inmunológico. Un problema con el sistema inmunitario puede impedir que el cuerpo reconozca y destruya el tejido endometrial que está creciendo fuera del útero.

Endometriosis sintomas

El primer síntoma de la endometriosis es el dolor pélvico, a menudo asociado con el período menstrual. Aunque muchas mujeres tienen cólicos durante su período menstrual, las mujeres con endometriosis a menudo describen dolor menstrual que es mucho peor de lo usual. También tienden a reportar que el dolor aumenta con el tiempo.

Los signos y síntomas comunes de la endometriosis incluyen los siguientes:

  • Períodos dolorosos (dismenorrea) El dolor y los cólicos pélvicos pueden comenzar antes de su período y durar varios días durante su período. Usted también puede tener dolor en la parte baja de la espalda y en el abdomen.
  • Relaciones sexuales dolorosas. Cuando usted tiene endometriosis, es común sentir dolor durante o después de la relación sexual.
  • Dolor al defecar o orinar. Lo más probable es que usted tenga estos síntomas durante su período.
    sangrado excesivo A veces puede tener períodos menstruales abundantes (menorragia) o sangrado entre períodos (menometrorragia).
  • Esterilidad. La endometriosis generalmente se detecta en mujeres que buscan tratamiento para la infertilidad.
  • Otros síntomas. También puede sentirse cansada y tener diarrea, estreñimiento, gases o náuseas, especialmente durante los períodos menstruales.
  • La intensidad del dolor no es necesariamente un indicador confiable de la gravedad de la afección. Algunas mujeres con endometriosis leve tienen dolor intenso, mientras que otras con endometriosis avanzada tienen poco o ningún dolor.

La endometriosis a veces se confunde con otras afecciones que también causan dolor pélvico, como la enfermedad inflamatoria pélvica o los quistes ováricos. También puede confundirse con el síndrome del intestino irritable (SII), una afección que causa episodios de diarrea, estreñimiento y calambres abdominales. El SII puede sumarse a la endometriosis, lo que complica el diagnóstico.

Endometriosis tratamientos

El tratamiento para la endometriosis generalmente implica medicación o cirugía.

En general, los médicos recomiendan probar primero los métodos de tratamiento farmacológico y dejar la opción de la cirugía como último recurso.

El médico puede recomendarle que tome analgésicos de venta libre, como ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros) o naproxeno (Aleve, et al.) antinflamatorios no esteroides (AINES), para aliviar el dolor de los cólicos menstruales.

Si usted encuentra que la dosis máxima de estos medicamentos no lo alivia completamente, es posible que necesite probar otro método para controlar sus signos y síntomas.

Los suplementos hormonales algunas veces son efectivos para reducir o eliminar el dolor causado por la endometriosis. El aumento y la disminución de las hormonas durante el ciclo menstrual hacen que los implantes endometriales se engrosen, se rompan y sangren. Los medicamentos hormonales pueden retardar el crecimiento del tejido endometrial y prevenir nuevos implantes de tejido endometrial.

La terapia hormonal no termina permanentemente con la endometriosis. Los síntomas pueden reaparecer después de suspender el tratamiento.

Los tratamientos utilizados para tratar la endometriosis incluyen los siguientes:

  • Anticonceptivos hormonales. Las píldoras anticonceptivas, los parches y los anillos vaginales ayudan a controlar mes a mes las hormonas responsables de la formación del tejido endometrial. Cuando se usan anticonceptivos hormonales, la mayoría de las mujeres tienen un flujo menstrual más ligero y más corto. El uso de anticonceptivos hormonales, especialmente en regímenes de ciclo continuo, puede reducir o eliminar el dolor causado por la endometriosis de leve a moderada.
  • Agonistas y antagonistas de la hormona liberadora de gonadotropina (Gn-RH). Estos medicamentos bloquean la producción de hormonas de estimulación ovárica, reduciendo así los niveles de estrógeno y previniendo la menstruación. Esto hace que el tejido endometrial se encoja. Debido a que estos medicamentos crean menopausia artificial, tomar una dosis baja de estrógeno o progestina junto con agonistas y antagonistas de la Gn-RH puede reducir los efectos secundarios de la menopausia como los sofocos, la resequedad vaginal y la pérdida ósea. Sus períodos menstruales y la capacidad de quedar embarazada regresarán cuando usted deje de tomar el medicamento.
  • Terapia de estrógeno. Un anticonceptivo que sólo contiene progestina, como un dispositivo intrauterino (DIU), un implante anticonceptivo o una inyección anticonceptiva (Depo-Provera), puede detener los períodos menstruales y el crecimiento de los implantes endometriales, lo cual puede aliviar los signos y síntomas de la endometriosis.
  • Danazol. Esta droga suprime el crecimiento del endometrio inhibiendo la producción de hormonas de estimulación ovárica y por lo tanto previene la menstruación y los síntomas de la endometriosis. Sin embargo, el danazol puede no ser la opción más importante, ya que puede causar efectos secundarios graves y puede dañar al bebé si usted queda embarazada mientras está tomando el medicamento.

Si usted tiene endometriosis y está tratando de quedar en embarazo, sus probabilidades de quedar embarazada pueden aumentar con cirugía para remover tanta endometriosis como sea posible mientras preserva el útero y los ovarios (cirugía de conservación). Si la endometriosis causa dolor intenso, también puede beneficiarse de la cirugía, aunque la endometriosis y el dolor pueden reaparecer.

El médico puede realizar este procedimiento con laparoscopia o mediante cirugía abdominal tradicional, en los casos en que la endometriosis está más extendida. Durante la cirugía laparoscópica, el cirujano inserta un instrumento delgado que le permite ver (un laparoscopio) a través de una pequeña incisión hecha cerca del ombligo y, a través de otra pequeña incisión, inserta instrumentos para extirpar el tejido endometrial.

Algunas veces, las tecnologías de reproducción asistida, como la fertilización in vitro, son preferibles a la cirugía de conservación para ayudarla a quedar embarazada. Cuando la cirugía de conservación no funciona, los médicos a menudo sugieren uno de estos métodos.

Cuando la endometriosis es grave, el mejor tratamiento puede ser la cirugía para extirpar el útero y el cuello uterino (histerectomía total), además de ambos ovarios. La histerectomía sola no es efectiva, debido a que el estrógeno producido por los ovarios puede estimular cualquier rastro de endometriosis que pueda quedar y hacer que el dolor dure. La histerectomía generalmente se considera un último recurso, especialmente para las mujeres que todavía están en edad reproductiva. No podrá quedar embarazada después de una histerectomía.

Endometriosis severa

La endometriosis es una enfermedad que afecta a casi el 20% de la población femenina y se caracteriza por el reflujo de sangre menstrual a la cavidad abdominal. La endometriosis grave es la manifestación más agresiva de esta enfermedad, caracterizada por la propagación de la enfermedad a todos los órganos pélvicos, incluidos el recto, el peritoneo pélvico, los uréteres y la vejiga. El síntoma principal de la endometriosis grave es el dolor, un dolor incapacitante que afecta a las mujeres a lo largo de prácticamente todo el ciclo menstrual y que también puede caracterizarse por dolor durante las relaciones sexuales, dolor durante las deposiciones y dolor durante la micción.

Videos de endometriosis

Mas información acerca de las Enfermedades de las Mujeres