Skip to content

Las Enfermedades Autoinmunes

enfermedades autoinmunes

Las causas de estas alteraciones no son bien conocidas, pero se cree que es posible que algunos microorganismos (como bacterias y virus) o drogas puedan causar una serie de alteraciones que podrían confundir nuestro sistema de defensa.

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide (AR) es una enfermedad inflamatoria crónica de naturaleza autoinmune, caracterizada por el compromiso simétrico de múltiples articulaciones y la presentación de diversos síntomas generales inespecíficos y manifestaciones extraarticulares. Dejada a su evolución natural y en ausencia de un tratamiento adecuado, la enfermedad puede causar, en estadios avanzados, limitaciones físicas significativas, así como un marcado deterioro en la calidad de vida.

La artritis reumatoidea típicamente se manifiesta por dolor, hinchazón y rigidez o dificultad de movimiento en varias articulaciones grandes y pequeñas. Los síntomas generales, que a veces preceden a las manifestaciones articulares y tienden a persistir durante el curso del trastorno, básicamente incluyen cansancio, sensación de malestar, fiebre leve, pérdida de apetito y pérdida de peso corporal. Las posibles manifestaciones extraarticulares, que suelen ocurrir cuando la enfermedad ya está establecida, afectan principalmente a la piel, los vasos sanguíneos, el corazón, los pulmones, los ojos y la sangre.

La artritis reumatoidea es mucho más común en las mujeres que en los hombres y generalmente ocurre en adultos mayores, pero puede comenzar en cualquier etapa de la vida y afectar a cualquier persona, independientemente de su raza, sexo y ocupación.

El síntoma inicial más común es la rigidez matutina de las articulaciones (especialmente en las articulaciones de las manos y los pies), que ocurre después del descanso nocturno e implica una dificultad considerable en el movimiento. La rigidez matutina puede estar acompañada de cansancio, fiebre, pérdida del apetito y debilidad muscular, una afección que a veces aparece semanas o meses antes del dolor y signos de inflamación de las articulaciones (hinchazón, calor y enrojecimiento en las articulaciones afectadas).

La progresión del trastorno es muy variable, con algunas personas que se detienen espontáneamente y otras que progresan a lo largo de sus vidas. Sin embargo, lo más común es que el trastorno progresa a lo largo de muchos años o a lo largo de la vida, con períodos alternados de exacerbación sintomática – o “brotes sintomáticos” – que suelen durar unas pocas semanas o unos pocos meses y períodos de calma relativa o absoluta.

Durante los brotes sintomáticos, las articulaciones afectadas están hinchadas, hinchadas y calientes, dolorosas y difíciles de mover, especialmente después del descanso nocturno. En ausencia de un tratamiento oportuno, estas exacerbaciones tienden a ser más frecuentes y duraderas, de modo que las articulaciones afectadas pierden progresivamente su movilidad, al mismo tiempo que se producen deformidades esqueléticas. Sin tratamiento, la AR conduce con mayor frecuencia a un deterioro significativo de la función y la calidad de vida.

El tratamiento de la artritis reumatoide consiste en una serie de medidas generales de estilo de vida, descanso y ejercicio, junto con la farmacoterapia que utiliza una amplia gama de medicamentos y, en algunos casos, está indicado el uso de ciertas intervenciones quirúrgicas. Desafortunadamente, todavía no hay ningún tratamiento disponible para curar la enfermedad. Sin embargo, en general, todas las medidas terapéuticas actualmente disponibles permiten aliviar los síntomas y mejorar el pronóstico, lo que tiene un impacto muy positivo en la calidad de vida de los afectados.

Los mejores resultados terapéuticos se logran cuando se hace un diagnóstico precoz y se establece un tratamiento en las primeras etapas de la enfermedad. También es muy importante que la persona afectada siga estrictamente las indicaciones dadas por los médicos durante las visitas periódicas de seguimiento programadas precisamente con el fin de controlar la evolución de la enfermedad.

Artritis reumatoide sintomas

Las señales o síntomas de advertencia más comunes de la artritis que ocurren en o alrededor de las articulaciones son cuatro. Si usted tiene alguno de estos síntomas, y especialmente si persisten por más de dos semanas o un período más largo, es importante ver a un médico. Los síntomas son:

  • Dolor
  • Rigidez
  • Hinchazón (algunas veces)
  • Dificultad para mover una articulación

Artritis reumatoide tratamiento

No existe cura para la artritis reumatoide. Sin embargo, de acuerdo con hallazgos recientes, la remisión de los síntomas es más probable cuando el tratamiento se inicia temprano e incluye medicamentos fuertes conocidos como “medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad”.

El tipo de medicamento que su médico le recomiende depende de la gravedad de sus síntomas y de cuánto tiempo haya tenido artritis reumatoide.

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE): Los medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE) pueden aliviar el dolor y reducir la inflamación. Los NSAID de venta libre incluyen ibuprofeno (Advil, Motrin IB) y naproxeno sódico (Aleve). Los AINE más fuertes se venden con receta. Los efectos secundarios que pueden ocurrir incluyen zumbido en los oídos, irritación estomacal, problemas cardíacos y daño hepático y renal.
  • Esteroides. Los corticosteroides: como la prednisona, reducen la inflamación y el dolor y retrasan el daño articular. Los efectos secundarios incluyen adelgazamiento de los huesos, aumento de peso y diabetes. Los médicos a menudo prescriben corticosteroides para aliviar los síntomas agudos con el fin de disminuir gradualmente la dosis.
  • Medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad: Estos medicamentos pueden retardar la progresión de la artritis reumatoide y prevenir el daño permanente a las articulaciones y otros tejidos. Los más comunes incluyen metotrexato (Trexall, Otrexup, Rasuvo), leflunomida (Arava), hidroxicloroquina (Plaquenil) y sulfasalazina (Azulfidina).

Los efectos secundarios varían, pero pueden incluir daño hepático, supresión de la médula ósea e infecciones pulmonares graves.

  • Agentes biológicos: También conocidos como’modificadores de la respuesta biológica’, esta nueva clase de medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad incluye abatacept (Orencia), adalimumab (Humira), anakinra (Kineret), certolizumab (Cimzia), etanercept (Enbrel), golimumab (Simponi), infliximab (Remicade), rituximab (Rituxan), tocilizumab (Actemra) y tofacitinib (Xeljanz).

Estos medicamentos pueden dirigirse a partes del sistema inmunitario que desencadenan la inflamación, que causa daño a los tejidos y las articulaciones. También aumentan el riesgo de infección.

Los medicamentos antirreumáticos modificadores de enfermedades biológicas generalmente son más efectivos cuando se combinan con medicamentos antirreumáticos no biológicos modificadores de enfermedades, como el metotrexato.

Celiaquia

La enfermedad celíaca se define como un trastorno inmunológico multisistémico causado por la ingestión de gluten en personas con una predisposición genética. La enfermedad celíaca es una enfermedad crónica del sistema digestivo que consiste en una intolerancia permanente del sistema inmunológico a la proteína conocida como gluten, presente en el trigo, la cebada, el centeno, la escanda, el kamut y el triticale. Sin embargo, no sólo produce síntomas digestivos, sino que también se manifiesta en varias partes del cuerpo, causando que la calidad de vida de la persona que la padece se vea gravemente afectada.

Cuando un alimento es ingerido pasa por el proceso de digestión que sirve para reducir el alimento en más partículas.
que puede ser absorbido por el intestino delgado.

En el intestino hay algunas vellosidades que son como estalactitas que lo rodean y cuya tarea es absorber los nutrientes de los alimentos. Cuando estas vellosidades se reducen en tamaño, la absorción de nutrientes se acorta, resultando en desnutrición del individuo.

Al defenderse del gluten, el sistema inmunitario del celíaco afecta al intestino destruyendo estas vellosidades que lo cubren y absorben los nutrientes.

Una persona celíaca que ingiere gluten, incluso si es una parte pequeña (sólo come una migaja de pan muy pequeña), sufrirá una reacción inmune en su intestino.

Enfermedad celiaca diagnostico

El diagnóstico de la enfermedad celíaca se basa en cuatro pilares. Es importante que el paciente no inicie la dieta sin gluten hasta que se haya confirmado el diagnóstico.
Para llegar a un diagnóstico fiable de la enfermedad celíaca, hay que seguir cuatro pasos. La anamnesis se inicia cuando hay molestias relevantes y luego se realizan pruebas serológicas e histológicas. Por último, una fase de prueba después de una dieta sin gluten que confirmaría el diagnóstico.

  • Anamnesis: La anamnesis incluye tanto una historia familiar clásica como una historia alimenticia que está específicamente dirigida a los alimentos que contienen gluten. Además, en esta etapa se pregunta el cuadro clínico y se relaciona la ingesta con síntomas como diarrea, pérdida de peso, dolor abdominal, hinchazón, náuseas y, en el caso de los niños, irritabilidad y problemas de crecimiento.
  • Serología: El estándar de referencia en las pruebas serológicas es la determinación de anticuerpos antitransglutaminasa IgA o IgG (tTg). La presencia de anticuerpos antiendomisio (EMA) y antigliadina (AA) también puede determinarse serológicamente. La IgA total también debe determinarse de forma rutinaria, ya que la falta de IgA (3-11%) se observa a menudo en pacientes celíacos. Si se detecta una falta de IgA, el diagnóstico serológico de los anticuerpos IgA ya mencionados no sería válido. También hay que tener en cuenta que ya se sabe que un resultado serológico negativo no excluye la enfermedad celíaca, especialmente en adultos, por lo que si los síntomas persisten o pertenecen a un grupo de riesgo, es necesario continuar con el estudio del paciente.
  • Histología: El examen histológico debe realizarse mientras el paciente continúa con una dieta de gluten. Este examen se realiza por endoscopia con biopsias tomadas del duodeno. Los cambios histológicos asociados con la EC se parchean, por lo que se recomiendan biopsias duodenales múltiples para el diagnóstico de EC. Se recomienda una estrategia para tomar biopsias de bulbo (mínimo 1 muestra) y biopsias de la segunda porción duodenal (mínimo 4 muestras). También es típico de la enfermedad celíaca encontrar un alto número de linfocitos intraepiteliales (LIE), así como hipertrofia/hiperplasia y agrandamiento de criptas. En celíacos, las vellosidades del intestino delgado pueden ser más cortas, reducidas o inexistentes, dependiendo del grado de atrofia según la clasificación Marsh.
  • Fase de prueba siguiendo una dieta sin gluten: Después del examen serológico e histológico, los alimentos que contienen gluten deben ser estrictamente eliminados de la dieta. El diagnóstico de celiaquía se puede confirmar si los síntomas mejoran y si se confirma que los anticuerpos se reducen al retomar la serología reaccionando a la dieta sin gluten. En el caso de pacientes recién diagnosticados, es de vital importancia contar con el apoyo nutricional de un experto para llevar a cabo una correcta modificación de la dieta.

Sintomas de celiacos en mujeres

Aunque en muchos casos es una etapa asintomática, en la adolescencia puede haber un retraso en la estatura, anemia, cansancio… En las mujeres, los trastornos menstruales también son frecuentes: menarquia tardía, sangrado abundante… Precisamente esto se asocia generalmente con la anemia y no se busca ninguna otra causa, retrasando así el diagnóstico de la enfermedad celíaca durante años.

Colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa es una enfermedad intestinal inflamatoria crónica, es decir, es una enfermedad de por vida asociada con una respuesta inmunitaria desproporcionada que produce lesiones continuas en el intestino grueso (colon) con diferentes grados de gravedad. Por lo general afecta más al recto (porción final del colon) y se llama proctitis, si afecta incluso el primer ángulo del colon (ángulo esplénico) se llama colitis izquierda y cuando afecta a todo el colon se llama pancolitis.

Colitis tratamiento

En la actualidad, no existe una cura definitiva para esta enfermedad, aunque disponemos de medicamentos para controlarla. La lista de medicamentos y procedimientos que podemos usar ha ido creciendo a lo largo de los años.

Entre los tratamientos que podemos utilizar para controlar la inflamación están:

  • Salicilatos.
  • Antibióticos.
  • Corticosteroides.
  • Inmunomoduladores o inmunosupresores.
  • Terapias biológicas.
  • Granulocitoaféresis
  • Tratamiento quirúrgico

Colitis ulcerosa dieta

Estos pacientes tienden a perder peso, ya que tienen menos apetito y mayor catabolismo (degradación de los tejidos) durante los brotes y/o infecciones.

Es muy importante asegurar un suministro correcto de proteínas y calorías para prevenir la desnutrición, especialmente en niños y adolescentes para que no haya retraso en el crecimiento.

La intervención nutricional se basa en una evaluación del estado nutricional para determinar si existe desnutrición. Además, trate de reducir la inflamación para acelerar la remisión del brote o prevenir nuevos brotes si se encuentra en una etapa asintomática.

En algunos pacientes existen alergias o intolerancias alimentarias que deben tenerse en cuenta para facilitar la remisión y mejorar la tolerancia intestinal. En particular, después de un brote puede haber intolerancia temporal a la lactosa o a la grasa que debe manejarse con cuidado.

La dieta en la colitis ulcerosa debe ser inmunoestimulante y proporcionar los micronutrientes que pueden disminuir la absorción como el zinc, el selenio, las vitaminas A, C y E. Esto prevendrá posibles infecciones.

Es aconsejable controlar el tránsito intestinal para regular la diarrea y el estreñimiento mediante medidas dietéticas y/o algún suplemento.

Enfermedad de Addison

La enfermedad de Addison es un trastorno insidioso y generalmente progresivo de la corteza suprarrenal. Puede desencadenar una crisis suprarrenal con colapso cardiovascular. El diagnóstico es clínico y se basa en el hallazgo de concentraciones plasmáticas elevadas de hormona adrenocorticotrópica (ACTH) con bajas concentraciones plasmáticas de cortisol. El tratamiento depende de la causa, pero generalmente se realiza con hidrocortisona y algunas veces con otras hormonas.

La enfermedad de Addison se desarrolla en aproximadamente 4/100,000 individuos por año. Se identifica en personas de todas las edades, con una incidencia equivalente en ambos sexos y una tendencia a manifestarse clínicamente en situaciones de estrés metabólico o trauma.

El establecimiento de síntomas graves (crisis suprarrenal) puede precipitarse por infección aguda (una causa común, especialmente con septicemia). Otras causas incluyen traumatismo, cirugía y pérdida de sodio debido a la sudoración excesiva. Incluso con tratamiento, la enfermedad de Addison puede causar un ligero aumento en la mortalidad. No está claro si este aumento se debe a crisis suprarrenales tratadas inadecuadamente o a complicaciones a largo plazo del reemplazo hormonal excesivo no detectado.

Enfermedad de addison tratamiento

  • Hidrocortisona o prednisona
  • Fludrocortisona
  • Aumento de la dosis durante enfermedades intercurrentes

En condiciones normales, la concentración máxima de cortisol se secreta por la mañana y la mínima por la noche. Por consiguiente, la hidrocortisona (idéntica al cortisol) debe administrarse en 2 ó 3 dosis divididas, con dosis totales diarias de entre 15 y 30 mg. Un régimen consiste en administrar la mitad de la dosis por la mañana y la otra mitad dividida entre la hora del almuerzo y la noche (por ejemplo, 10, 5 y 5 mg). Otros profesionales administran dos tercios de la dosis por la mañana y un tercio por la tarde. Las dosis deben evitarse justo antes de acostarse porque pueden causar insomnio. Alternativamente, se pueden administrar 5 mg de prednisona por vía oral en la mañana y posiblemente 2.5 mg agregados por vía oral en la noche. También se recomienda tomar 0.1 a 0.2 mg de fludrocortisona por vía oral para reemplazar la aldosterona. La manera más fácil de ajustar la dosis es confirmar que la concentración de renina está dentro del rango normal.

La hidratación normal y la ausencia de hipotensión ortostática indican que la terapia de reemplazo es adecuada. En algunos pacientes, la fludrocortisona causa presión arterial alta, que se trata reduciendo la dosis o administrando un fármaco antihipertensivo no diurético. Algunos médicos tienden a usar una dosis demasiado baja de fludrocortisona en un esfuerzo por evitar el uso de antihipertensivos.

Las enfermedades interocurrentes (por ejemplo, las infecciones) pueden ser graves y deben tratarse a fondo. La dosis de hidrocortisona que el paciente estaba recibiendo debe ser duplicada durante esta enfermedad. Si las náuseas y los vómitos contraindican la administración oral, se debe implementar la terapia parenteral. La suplementación con prednisona o hidrocortisona es necesaria, y los pacientes deben aprender a autoadministrarse hidrocortisona por vía parenteral en situaciones urgentes. El paciente debe tener acceso inmediato a una jeringa precargada con 100 mg de hidrocortisona. Un brazalete o una tarjeta con un diagnóstico y una dosis de corticosteroides puede ser útil en caso de una crisis suprarrenal que impida que el paciente se comunique.

Cuando la pérdida de sal es significativa, como en climas muy calurosos, puede ser necesario aumentar la dosis de fludrocortisona.

Cuando la enfermedad de Addison coexiste con la diabetes mellitus, la dosis de hidrocortisona no debe ser > 30 mg/día, ya que puede aumentar los requerimientos de insulina.

Enfermedad de addison prevencion

La prevención de la enfermedad de Addison no es del todo posible, pero usted puede tratar de mantener bajo control otros trastornos autoinmunitarios o enfermedades relacionadas con su aparición.

Además, siempre que se puedan anticipar situaciones que impliquen un aumento del estrés, como infecciones, cirugías, lesiones, etc., se puede llevar a cabo una tratamiento intervención precoz con un tratamiento hormonal adecuado con corticosteroides para prevenir la aparición de una crisis adisoniana.

Enfermedad de Behçet

El síndrome de Behcet, también llamado enfermedad de Behcet, es un trastorno poco frecuente que causa inflamación de los vasos sanguíneos en todo el cuerpo.

Este síndrome puede tener muchos signos y síntomas que inicialmente no parecían estar relacionados. Estos síntomas incluyen úlceras bucales, inflamación ocular, erupciones y lesiones cutáneas y úlceras genitales. Los efectos del síndrome de Behcet varían de persona a persona y se pueden curar por sí solos.

El tratamiento incluye medicamentos para reducir los signos y síntomas del síndrome de Behcet y prevenir complicaciones graves, como la ceguera.

Enfermedad de behcet tratamiento

El síndrome de Behcet, también llamado enfermedad de Behcet, es un trastorno poco frecuente que causa inflamación de los vasos sanguíneos en todo el cuerpo.

Este síndrome puede tener muchos signos y síntomas que inicialmente no parecían estar relacionados. Estos síntomas incluyen úlceras bucales, inflamación ocular, erupciones y lesiones cutáneas y úlceras genitales. Los efectos del síndrome de Behcet varían de persona a persona y se pueden curar por sí solos.

El tratamiento incluye medicamentos para reducir los signos y síntomas del síndrome de Behcet y prevenir complicaciones graves, como la ceguera.

Enfermedad de crohn 

La enfermedad de Crohn es principalmente un proceso inflamatorio crónico del tracto intestinal. Aunque puede afectar cualquier parte del tracto digestivo desde la boca hasta el ano, afecta más comúnmente la parte inferior del intestino delgado (íleon) o el intestino grueso (colon y recto).

La enfermedad de Crohn es una afección crónica y puede reaparecer varias veces durante la vida. Algunas personas tienen largos períodos de remisión, algunas veces años, cuando no tienen síntomas. No hay manera de predecir cuándo puede ocurrir la remisión o los síntomas recurrirán.

Enfermedad de crohn tratamientos

Los médicos tratan la enfermedad de Crohn con medicamentos, reposo intestinal y cirugía.

No existe un tratamiento único que funcione para todos los casos de enfermedad de Crohn. El tratamiento tiene como objetivo disminuir la inflamación intestinal, prevenir brotes de síntomas y mantenerlo en remisión.

Muchas personas con enfermedad de Crohn necesitan medicamentos. Los medicamentos que su médico le recete dependerán de sus síntomas.
Muchas personas con enfermedad de Crohn necesitan medicamentos. Los medicamentos que su médico le recete dependerán de sus síntomas.
Aunque no hay ningún medicamento para curar la enfermedad de Crohn, muchos medicamentos pueden disminuir los síntomas.

Enfermedad de crohn dieta

La impredecibilidad de las reacciones a los diferentes alimentos hace difícil establecer una dieta genérica para la enfermedad de Crohn, ya que cada persona puede tener un cuadro clínico diferente. Sin embargo, el papel de los dietistas – nutricionistas es clave para tratar de mejorar los siguientes aspectos de una manera personalizada:

  • Evitar procesos de desnutrición derivados de una mala alimentación.
  • Corrija los hábitos alimenticios que puedan ser perjudiciales.
  • Prevenir o revertir un estado de deficiencia de ciertos nutrientes que puede conducir a otras condiciones.
  • Evaluar la posible existencia de intolerancia alimentaria asociada.
  • Facilitar la correcta digestión de los alimentos reparando y protegiendo el moco interno del intestino.
  • Trate de revertir cualquier inflamación existente.

 

Enfermedad de Kawasaki

La impredecibilidad de las reacciones a los diferentes alimentos hace difícil establecer una dieta genérica para la enfermedad de Crohn, ya que cada persona puede tener un cuadro clínico diferente. Sin embargo, el papel de los dietistas – nutricionistas es clave para tratar de mejorar los siguientes aspectos de una manera personalizada:

  • Evitar procesos de desnutrición derivados de una mala alimentación.
  • Corrija los hábitos alimenticios que puedan ser perjudiciales.
  • Prevenir o revertir un estado de deficiencia de ciertos nutrientes que puede conducir a otras condiciones.
  • Evaluar la posible existencia de intolerancia alimentaria asociada.
  • Facilitar la correcta digestión de los alimentos reparando y protegiendo el moco interno del intestino.
  • Trate de revertir cualquier inflamación existente.

Kawasaki enfermedad como se contagia

La enfermedad de Kawasaki no es contagiosa, pero los expertos creen que es causada por algún tipo de microbio o virus, ya que pueden ocurrir brotes de la enfermedad (especialmente en invierno o primavera).

La enfermedad afecta a niños menores de 5 años de edad. Usualmente, es muy raro que más de un niño en la misma familia contraiga la enfermedad de Kawasaki. Una vez que un niño ha pasado la enfermedad, es muy raro que él/ella la contraiga de nuevo.

Enfermedad de kawasaki: tratamientos

El tratamiento debe iniciarse lo antes posible, idealmente dentro de los 10 días de la aparición de la fiebre. El tratamiento generalmente consiste en administrarle gammaglobulinas (anticuerpos purificados) por vía intravenosa; las gammaglobulinas son un componente de la sangre que ayuda a combatir la infección.

A las personas con esta afección también se les pueden administrar dosis altas de ácido acetilsalicílico (aspirin) para reducir el riesgo de desarrollar problemas cardíacos. A algunos niños con enfermedad de Kawasaki se les administran dosis bajas de ácido acetilsalicílico (aspirin) durante un largo período de tiempo para prevenir problemas cardíacos. Es muy importante que estos niños reciban la vacuna anual contra la gripe, la cual ayuda a prevenir enfermedades virales mientras están tomando aspirina. Esto se debe a que existe el riesgo del Síndrome de Reye, una enfermedad muy rara pero grave, cuando un niño toma aspirina durante una enfermedad viral. Sin embargo, siempre hable con su pediatra antes de darle aspirina a cualquiera de sus hijos.

La mayoría de los niños con enfermedad de Kawasaki comienzan a sentirse mucho mejor después de recibir un solo tratamiento con gammaglobulinas, aunque algunas veces se necesita más de un tratamiento. La mayoría de los niños se recuperan completamente, pero algunos de ellos (especialmente aquellos que desarrollan problemas cardíacos como resultado de la enfermedad) pueden necesitar exámenes y tratamiento adicionales en el consultorio del cardiólogo.

Esclerodermia

Esclerodermia significa piel dura. Es un grupo de enfermedades que causan crecimiento anormal del tejido conectivo. El tejido conectivo es el material dentro del cuerpo que da forma a los tejidos y los mantiene fuertes. La esclerodermia hace que el tejido conectivo se endurezca y se engrose. También puede causar hinchazón o dolor en los músculos y las articulaciones.

Hay dos tipos principales. La esclerodermia localizada afecta sólo la piel. La esclerodermia sistémica afecta los vasos sanguíneos y los órganos internos, así como la piel.

Los síntomas de la esclerodermia incluyen

  • Depósitos de calcio en los tejidos conectivos
  • Fenómeno de Reynaud, estrechamiento de los vasos
  • sanguíneos en las manos o los pies
  • Hinchazón del esófago, tubo entre la garganta y el estómago
  • Piel gruesa y tirante en los dedos de la mano
  • Manchas rojas en las manos y la cara

Nadie conoce la causa de la esclerodermia. Es más común entre las mujeres. Puede ser leve o grave. Los médicos diagnostican esta afección a través de la historia clínica, un examen físico o de laboratorio o una biopsia de piel. No existe cura, pero existen varios tratamientos para controlar los síntomas y las complicaciones.

Esclerodermia sistemica

La esclerosis sistémica es una enfermedad crónica poco frecuente de causa desconocida caracterizada por fibrosis difusa, cambios degenerativos y anomalías vasculares en la piel, las articulaciones y los órganos internos (especialmente el esófago, el tracto digestivo inferior, los pulmones, el corazón y los riñones). Los síntomas más comunes incluyen el fenómeno de Raynaud, poliartralgia, disfagia, acidez gástrica, acidez gástrica, hinchazón y, finalmente, engrosamiento de la piel y contracturas de los dedos. Las afecciones pulmonares, cardíacas y renales son responsables de la mayoría de los casos de muerte. El diagnóstico es clínico, pero los estudios de laboratorio pueden ayudar a confirmarlo. El tratamiento específico es difícil, y las complicaciones a menudo se tratan en primer lugar.

Esclerodermia localizada

Tanto los términos “morfea” como “esclerodermia localizada” se utilizan sinónimamente para definir una enfermedad en la que la piel se endurece en áreas circunscritas o generalizadas de la piel. Es una enfermedad autoinmune, lo que significa que el sistema inmune sufre de un cierto trastorno y puede atacar varios órganos y sistemas. En este caso, lo hace casi exclusivamente a la piel, aunque a veces puede profundizar y lesionar músculos y huesos. Se desconoce su causa.

Existen 5 variantes principales de la morfea:

  • Morfea circuncidada (pocas lesiones en el tronco o las extremidades),
  • Morfea generalizada (muchas lesiones en el tronco y las extremidades),
  • Morfea lineal (lesiones que forman líneas o bandas que se asientan en las extremidades o el cuero cabelludo),
  • Morfea panesclerótica (si afecta a toda la piel y a todo su grosor; es la variante más grave pero afortunadamente es muy rara) y
  • Morfea mixta (combinación de morfea circunscrita, lineal y/o generalizada).

Esclerosis multiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad del cerebro y la médula espinal (sistema nervioso central) que puede causar discapacidad.

Con la esclerosis múltiple, el sistema inmunitario ataca la vaina protectora (mielina) que recubre las fibras nerviosas y causa problemas de comunicación entre el cerebro y el resto del cuerpo. Con el tiempo, la enfermedad puede causar que los nervios mismos se deterioren o se dañen permanentemente.

Los signos y síntomas de la esclerosis múltiple varían enormemente dependiendo de la extensión de la lesión a los nervios y de qué nervios se vean afectados. Algunas personas con esclerosis múltiple severa pueden perder la capacidad de caminar sin ayuda o de caminar en absoluto, mientras que otras pueden experimentar largos períodos de remisión sin ningún síntoma nuevo.

La esclerosis múltiple no se puede curar. Sin embargo, algunos tratamientos ayudan a acelerar la recuperación de las convulsiones, cambiar el curso de la enfermedad y controlar los síntomas.

Esclerosis multiple sintomas tempranos

Los signos y síntomas de la esclerosis múltiple pueden ser muy diferentes de una persona a otra y durante el curso de la enfermedad, dependiendo de la ubicación de las fibras nerviosas afectadas. Estos pueden ser los únicos:

  • Entumecimiento o debilidad en una o más extremidades que generalmente aparecen de un lado del cuerpo a la vez, o en las piernas y el tronco
  • Pérdida parcial o completa de la visión, generalmente un ojo a la vez, a menudo con dolor al mover el ojo
  • Visión doble prolongada
  • Hormigueo o dolor en diferentes partes del cuerpo
  • Sensaciones de choques eléctricos que ocurren con ciertos movimientos del cuello, especialmente cuando el cuello está inclinado hacia adelante (signo de Lhermitte)
  • Temblores, falta de coordinación o marcha inestable
  • Balbuceo
  • Cansancio
  • Mareos
  • Problemas con la función intestinal y vesical

Espondilitis anquilosante

La espondilitis anquilosante (EA) es una forma crónica de artritis. Afecta principalmente a los huesos y articulaciones de la base de la columna vertebral, donde se conecta con la pelvis. Estas articulaciones se hinchan e hinchan. Con el tiempo, las vértebras afectadas pueden unirse.

La EA es el miembro principal de una familia de formas similares de artritis llamada espondilartritis. Otros miembros incluyen artritis psoriásica, artritis inflamatoria intestinal y artritis reactiva. La familia de la artritis parece ser bastante común, afectando a 1 de cada 100 personas.

Se desconoce la causa de la EA. Los genes parecen jugar un papel. La mayoría de las personas con AS dan positivo en la prueba del gen HLA-B27.

La enfermedad generalmente comienza entre los 20 y 40 años de edad, pero puede comenzar antes de los 10 años. Afecta más a los hombres que a las mujeres.

Espondilitis anquilosante cura

La espondilitis anquilosante es la enfermedad prototípica de la espondiloartritis, que es una enfermedad en la que la inflamación se concentra especialmente en las articulaciones de la columna vertebral, que unen la columna vertebral con la pelvis (sacroilíaca) y, asimétricamente, algunas articulaciones de las extremidades.
Al igual que todas las enfermedades cuyas causas se desconocen y el mecanismo autoinmune (trastorno del sistema inmunitario en el que las propias células causan la enfermedad reaccionando contra sus propios tejidos), no existe tratamiento curativo.
El proceso inflamatorio puede detenerse o detenerse muy satisfactoriamente y existen medicamentos altamente efectivos, sin embargo, ninguno es curativo en el sentido estricto del término.

Más información de Enfermedades Autoinmunes