Skip to content

Las enfermedades de transmisión sexual

enfermedades de transmision sexual

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son infecciones que se transmiten de una persona a otra a través del contacto sexual. Las causas de las ETS son bacterias, parásitos, hongos y virus.

La mayoría de las ETS afectan tanto a hombres como a mujeres, pero en muchos casos los problemas de salud que causan pueden ser más graves en las mujeres. Si una mujer embarazada tiene una ETS, puede causar graves problemas de salud para su bebé.

Los antibióticos pueden tratar las ETS causadas por bacterias, hongos o parásitos. No existe cura para las ETS causadas por un virus, pero los medicamentos pueden ayudar con los síntomas y mantener la enfermedad bajo control.

El uso adecuado de los condones de látex reduce en gran medida, pero no elimina, el riesgo de adquirir e infectarse con ETS. La manera más confiable de evitar la infección es no tener sexo anal, vaginal u oral.

Balanitis

Es la hinchazón (inflamación) de la cabeza del pene. La balanitis puede ser aguda, crónica (que dura más de unas pocas semanas) o recurrente. Cuando se describe una enfermedad, los términos “aguda” y “crónica” se refieren a la duración de la enfermedad, no a la gravedad de la misma.

Balanitis causas

Existen varias causas de balanitis, incluyendo las siguientes:

  • Dermatitis por contacto: Algunos irritantes de la piel, como el jabón, el gel de baño o el látex en los condones, pueden irritar la cabeza del pene y causar balanitis (balanitis por contacto).
  • Medicamentos: Ciertos tipos de analgésicos, somníferos, laxantes y antibióticos pueden causar balanitis. Esto se denomina exantema fijo medicado.
  • Infecciones: Ciertas bacterias y hongos, como Candida albicans, viven naturalmente debajo del prepucio. El calor, el estrés, la falta de higiene genital o incluso el uso de jabón para limpiar el área genital pueden causar un desequilibrio en los niveles de ácido y hacer que las bacterias crezcan más rápido de lo normal. Esto puede causar balanitis.
  • Lesiones: Los cortes o rasguños en la punta del pene o del prepucio algunas veces pueden causar balanitis. El liquen escleroso es una enfermedad inflamatoria de la piel que afecta el prepucio. Puede endurecer el prepucio y dificultar la retracción sobre la cabeza del pene (fimosis) y causar balanitis.
  • Diabetes: Las personas con diabetes son más susceptibles a la infección. La infección debajo del prepucio puede causar balanitis.

Balanitis tratamiento

Si es una infección que causa balanitis, el médico puede prescribir una crema antimicótica, antibióticos o una crema esteroide suave.

  • Crema antimicótica: La crema de clotrimazol (p. ej., Canesten) generalmente se receta para tratar la balanitis por cándida. Esta crema debe aplicarse dos veces al día hasta que los síntomas desaparezcan. También pueden recetar fluconazol, una píldora que se toma una sola vez en una sola dosis.
  • Antibióticos: La flucloxacilina (por ejemplo, Floxapen) o eritromicina (por ejemplo, Erythrocin o Erythroped) generalmente se prescribe para tratar la balanitis bacteriana.
  • Crema con esteroides: puede recetarse para ayudar a reducir la inflamación. Siempre debe leer el folleto de información para el paciente que viene con el medicamento, y si tiene preguntas, pregunte a su farmacéutico. Si los síntomas no responden al tratamiento o continúan recidivando a pesar del tratamiento (balanitis recurrente), informe a su médico de atención primaria. El médico puede prescribirle otro tratamiento o remitirlo a un especialista para que lo examine más a fondo.

Chancroide

Es una infección bacteriana que se disemina por contacto sexual.

Chancroide sintomas

Entre 1 día y 2 semanas después de contraer el chancroide, una persona desarrollará una pequeña protuberancia en los genitales, la cual se convierte en una úlcera al día siguiente de su aparición. La úlcera:

  • Varía en tamaño de tres milímetros a cinco centímetros de ancho
  • Es doloroso
  • Es suave
  • Tiene bordes muy afilados definidos de una manera muy clara.
  • Tiene bordes irregulares o desiguales
  • Tiene una base recubierta de material gris o gris amarillento.
  • Tiene una base que sangra fácilmente si se lesiona o araña

Alrededor de la mitad de los hombres afectados tienen sólo una úlcera, mientras que las mujeres afectadas a menudo tienen cuatro o más úlceras, que aparecen en partes específicas.

Chancroide tratamiento 

La infección se trata con antibióticos, incluyendo azitromicina, ceftriaxona, ciprofloxacina y eritromicina. Los ganglios linfáticos grandes e inflamados requieren drenaje, ya sea con una aguja o cirugía local.

Clamidia

La clamidia es la enfermedad de transmisión sexual más común en el mundo. Los pacientes infectados con clamidia generalmente no desarrollan síntomas, pero cuando lo hacen, el cuadro clínico es muy similar al de la gonorrea, por lo que es imposible distinguirlos sólo por los síntomas.

Debido a que la clamidia es una infección transmitida a través de las relaciones sexuales, la manera más efectiva de prevenirla es a través del sexo seguro, a través del uso del condón.

Clamidia tratamiento 

El tratamiento de la clamidia es simple y se realiza mediante la administración de antibióticos. La azitromicina en una sola dosis de 1 g es el antibiótico más recetado. El paciente infectado debe permanecer sexualmente inactivo durante al menos 7 días después del inicio del tratamiento.

Una alternativa a la azitromicina es la doxiciclina durante 7 días. En pacientes con linfogranuloma venéreo o infección por clamidia anal, el régimen de Doxiciclina es el más indicado.

Debido a que el cuadro clínico de la clamidia puede ser muy similar al de la gonorrea, es común que el médico prescriba un tratamiento que actúe sobre ambas bacterias. La ceftriaxona se asocia generalmente con la azitromicina.

Todas las parejas del paciente infectado deben ser examinadas y, si es necesario, tratadas contra la clamidia, incluso sin síntomas.

Es posible que se contamine con Chlamydia trachomatis más de una vez. Haber tenido una infección por clamidia en el pasado no le confiere inmunidad.

Enfermedad inflamatoria pélvica

La enfermedad pélvica inflamatoria es una inflamación de los órganos genitales femeninos. Generalmente ocurre cuando las bacterias de transmisión sexual se propagan de la vagina al útero, las trompas de Falopio o los ovarios.

La enfermedad pélvica inflamatoria generalmente no causa signos ni síntomas. Como resultado, es posible que usted no se dé cuenta de que tiene la enfermedad y que no reciba el tratamiento necesario. La enfermedad se puede detectar posteriormente si usted tiene dificultad para quedar en embarazo o si desarrolla dolor pélvico crónico.

Epi tratamiento

El tratamiento para la enfermedad inflamatoria pélvica puede incluir lo siguiente:

  • Antibióticos. Su médico le recetará una combinación de antibióticos que usted debe comenzar a tomar de inmediato. Después de recibir los resultados de la prueba de laboratorio, su médico puede modificar los medicamentos que usted está tomando para que coincidan mejor con la causa de la infección. Usted probablemente tendrá una visita de seguimiento con su médico dentro de tres días para asegurarse de que el tratamiento esté funcionando.
  • Asegúrese de tomar todos sus medicamentos, incluso si comienza a sentirse mejor después de unos pocos días. El tratamiento con antibióticos puede ayudar a prevenir complicaciones graves, pero no puede revertir el daño.
  • Tratamiento para su pareja. Para prevenir la reinfección con infecciones de transmisión sexual, las parejas sexuales deben ser examinadas y tratadas. Las parejas infectadas pueden no tener síntomas obvios.
    Abstinencia temporal. Evite las relaciones sexuales hasta que termine el tratamiento y los exámenes indican que la infección ya no afecta a ninguna de las dos parejas.

La mayoría de las mujeres con EIP sólo necesitan tratamiento ambulatorio. Sin embargo, si la enfermedad es grave, si usted está embarazada o si los medicamentos orales no fueron efectivos, es posible que necesite ser hospitalizada. Usted puede recibir antibióticos por vía intravenosa (IV), seguidos de antibióticos administrados por vía oral.

Mas información acerca de las Enfermedades de Transmisión Sexual