Skip to content

Las enfermedades endocrinas

endocrino

Su sistema endocrino incluye ocho glándulas principales distribuidas por todo su cuerpo. Estas glándulas producen hormonas. Las hormonas son mensajeros químicos. Viajan a través del torrente sanguíneo hacia los tejidos y órganos. Las hormonas trabajan lentamente y afectan los procesos corporales de la cabeza a los pies. Entre estos procesos se encuentran:

  • Crecimiento y desarrollo
  • Metabolismo: digestión, eliminación, respiración, circulación sanguínea y mantenimiento de la temperatura corporal
  • Función sexual
  • Reproducción
  • Estado de ánimo

Si sus niveles hormonales son demasiado altos o demasiado bajos, usted puede tener un trastorno hormonal. Las enfermedades hormonales también ocurren si el cuerpo no responde a las hormonas como debería. El estrés, las infecciones y los cambios en el equilibrio de líquidos y electrolitos en la sangre también pueden afectar los niveles hormonales.

En los Estados Unidos, la enfermedad endocrina más común es la diabetes. Hay muchos otros. El tratamiento por lo general consiste en controlar la cantidad de hormonas que el cuerpo produce. Si el problema no son suficientes niveles hormonales, los suplementos hormonales pueden ayudar.

Bocio

Es un agrandamiento anormal de la glándula tiroides. La tiroides es una glándula en forma de mariposa en la base del cuello, debajo de la nuez de Adán. Aunque el bocio generalmente no es doloroso, un bocio grande puede causar tos y dificultad para tragar o respirar.

La causa más común de bocio en todo el mundo es la falta de yodo en la dieta. En los Estados Unidos, donde la sal yodada se usa comúnmente, el bocio se debe con mayor frecuencia a la sobreproducción o subproducción de hormonas tiroideas o a nódulos que aparecen en la glándula misma.

El tratamiento depende del tamaño del bocio, los síntomas y la causa subyacente. En los casos de bocio pequeño que no se notan y no causan problemas, generalmente no se necesita tratamiento.

Bocio sintomas

No todos los casos de bocio presentan signos y síntomas. Cuando se presentan signos y síntomas, pueden incluir los siguientes:

Una hinchazón visible en la base del cuello que puede ser evidente especialmente cuando te rasuras o te colocas maquillaje
Una sensación de tirantez en la garganta
Tos
Ronquera
Dificultad para tragar
Dificultad para respirar

Bocio causas

La glándula tiroides produce dos hormonas principales, tiroxina (T-4) y triyodotironina (T-3). Estas hormonas circulan en su torrente sanguíneo y ayudan a regular su metabolismo. Mantienen el ritmo al que su cuerpo utiliza las grasas y los carbohidratos, ayudan a controlar la temperatura corporal, influyen en la frecuencia cardíaca y ayudan a regular la producción de proteínas.

La glándula tiroides también produce calcitonina, una hormona que ayuda a regular la cantidad de calcio en la sangre.

La hipófisis y el hipotálamo controlan qué tan rápido se producen y liberan estas hormonas.

El proceso comienza cuando el hipotálamo, un área en la base del cerebro que actúa como un termostato de todo el sistema, le dice a la glándula pituitaria que produzca una hormona llamada tirotropina. La glándula pituitaria, también localizada en la base del cerebro, libera cierta cantidad de tirotropina, dependiendo de la cantidad de tiroxina y T-3 en su sangre. La glándula tiroides, a su vez, regula su producción hormonal de acuerdo a la cantidad de tirotropina que recibe de la glándula pituitaria.

Tener bocio no significa necesariamente que la glándula tiroides no esté funcionando normalmente. Incluso cuando está agrandada, la tiroides puede producir cantidades normales de hormonas. Sin embargo, puede producir demasiada o muy poca tiroxina y T-3.

Diferentes factores pueden hacer que la glándula tiroides se agrande. Los más frecuentes son:

  • Deficiencia de yodo. El yodo, que es esencial para la producción de hormonas tiroideas, se encuentra principalmente en el agua de mar y en el suelo de las zonas costeras. En los países en desarrollo, las personas que viven en el interior o en zonas muy elevadas a menudo padecen carencia de yodo y pueden padecer bocio cuando la tiroides se agranda en un esfuerzo por obtener más yodo. La deficiencia inicial de yodo puede empeorar aún más si usted consume una dieta alta en alimentos inhibidores de la hormona tiroidea, como repollo, brócoli y coliflor. Si bien la carencia de yodo en la dieta es la principal causa de bocio en muchas partes del mundo, a menudo no es el caso en los países en los que el yodo se añade sistemáticamente a la sal de mesa y a otros alimentos.
  • Enfermedad de Graves. Ocasionalmente, el bocio puede ocurrir cuando la glándula tiroides produce demasiada hormona tiroidea (hipertiroidismo). En la enfermedad de Graves, los anticuerpos producidos por el sistema inmunitario atacan erróneamente la glándula tiroides y hacen que ésta produzca exceso de tiroxina. Esta sobreestimulación hace que la tiroides se hinche.
  • Enfermedad de Hashimoto. El bocio también puede deberse a una tiroides hipoactiva (hipotiroidismo). Al igual que la enfermedad de Graves, la enfermedad de Hashimoto es un trastorno autoinmunitario. Pero, en lugar de causar que la tiroides produzca hormona tiroidea en exceso, la enfermedad de Hashimoto daña la tiroides, produciendo muy poca. Al sentir un nivel bajo de la hormona, la glándula pituitaria produce más tirotropina para estimular la tiroides, lo cual hace que la glándula se agrande.
  • Bocio multinodular. En esta enfermedad, se desarrollan varios bultos sólidos o llenos de líquido llamados nódulos a ambos lados de la tiroides, resultando en un agrandamiento general de la glándula.
  • Nódulos tiroideos solitarios. En este caso, un solo nódulo aparece en una parte de la glándula tiroides. La mayoría de los nódulos no son cancerosos (benignos) y no causan cáncer.
  • Cáncer de tiroides. El cáncer de tiroides es mucho menos común que los nódulos tiroideos benignos. Una biopsia de un nódulo tiroideo es muy precisa para determinar si es canceroso.
  • Embarazo. Una hormona producida durante el embarazo, la coriogonadotropina humana, puede hacer que la glándula tiroides se agrande ligeramente.
  • Inflamación. La tiroiditis es una enfermedad inflamatoria que puede causar dolor e inflamación de la tiroides. También puede causar deficiencia de tiroxina.

Diabetes

La diabetes es una enfermedad que ocurre cuando el nivel de glucosa en la sangre, también conocido como azúcar en la sangre, es demasiado alto. La glucosa en sangre es la principal fuente de energía y proviene de los alimentos. La insulina, una hormona producida por el páncreas, ayuda a la glucosa de los alimentos a entrar en las células para ser utilizada como energía. A veces, el cuerpo no produce suficiente insulina, no la produce o no la utiliza adecuadamente, y la glucosa permanece en la sangre y no llega a las células.

Con el tiempo, el exceso de glucosa en la sangre puede causar problemas de salud. Aunque no existe cura para la diabetes, las personas con diabetes pueden tomar medidas para controlar su diabetes y mantenerse saludables.

A veces las personas con diabetes dicen que tienen “un poco de azúcar” o “prediabetes”. Estos términos nos llevan a creer que la persona realmente no tiene diabetes o que su caso es menos grave. Sin embargo, todos los casos de diabetes son graves.

Diabetes sintomas

Los síntomas de la diabetes incluyen

  • aumento de la sed y de la urgencia de orinar
  • aumento del apetito
  • fatiga
  • visión borrosa
  • entumecimiento u hormigueo en las manos o los pies
  • llagas que no sanan
  • Pérdida de peso sin razón aparente.

Los síntomas de la diabetes tipo 1 pueden aparecer rápidamente, en cuestión de semanas. En contraste, los síntomas de la diabetes tipo 2 generalmente progresan muy lentamente a lo largo de varios años y pueden ser tan leves que a veces ni siquiera se notan. Muchas personas con diabetes tipo 2 no tienen síntomas. Algunos sólo aprenden que tienen la enfermedad cuando surgen problemas de salud relacionados con la diabetes, como visión borrosa o problemas cardíacos.

Diabetes causas

La diabetes tipo 1 ocurre cuando el sistema inmunológico, que combate la infección, ataca y destruye las células beta del páncreas que producen la insulina. Los científicos creen que la diabetes tipo 1 es causada por genes y factores ambientales, como los virus, que pueden desencadenar la enfermedad. Algunos estudios, como TrialNet, se centran en identificar las causas de la diabetes tipo 1 y las posibles formas de prevenir o retrasar la progresión o el inicio de la enfermedad.

La diabetes tipo 2, la forma más común de la enfermedad, es causada por varios factores, incluyendo el estilo de vida y los genes.

  • Sobrepeso, obesidad e inactividad física
    Una persona es más propensa a desarrollar diabetes tipo 2 si no es físicamente activa y tiene sobrepeso u obesidad. Algunas veces el exceso de peso causa resistencia a la insulina y es común en personas con diabetes tipo 2. La ubicación de la grasa corporal también es importante. El exceso de grasa en el vientre está relacionado con la resistencia a la insulina, la diabetes tipo 2 y las enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos. Para ver si su peso representa un riesgo para el inicio de la diabetes tipo 2, vea estas gráficas de índice de masa corporal (IMC).
  • Resistencia a la insulina
    La diabetes tipo 2 a menudo comienza con resistencia a la insulina, una afección en la que los músculos, el hígado y las células grasas no usan la insulina adecuadamente. Como resultado, el cuerpo necesita más insulina para que la glucosa pueda entrar en las células. Al principio, el páncreas produce más insulina para satisfacer el aumento de la demanda, pero con el tiempo deja de producir suficiente insulina y aumenta los niveles de glucosa en sangre.
  • Genes e historia familiar
    Al igual que con la diabetes tipo 1, ciertos genes pueden hacer que una persona sea más propensa a tener diabetes tipo 2.

Diabetes gestacional

La diabetes gestacional afecta a algunas mujeres durante el embarazo. La mayoría de las veces, este tipo de diabetes desaparece después del nacimiento del bebé. Sin embargo, cuando una mujer ha tenido diabetes gestacional, es más probable que tenga diabetes tipo 2 más adelante en su vida. Algunas veces, la diabetes que se diagnostica durante el embarazo es en realidad diabetes tipo 2.