Skip to content

Las enfermedades neurológicas

enfermedades neurologicas

El cerebro, la médula espinal y los nervios conforman el sistema nervioso. Juntos controlan todas las funciones del cuerpo. Cuando algo sale mal en una parte del sistema nervioso, usted puede tener dificultad para moverse, hablar, tragar, respirar o aprender. También puede haber problemas con la memoria, los sentidos o el estado de ánimo.

Existen más de 600 enfermedades neurológicas. Los tipos más reconocidos incluyen:

  • Enfermedades causadas por genes defectuosos, tales como la enfermedad de Huntington y la distrofia muscular
  • Problemas con el desarrollo del sistema nervioso, tales como la espina bífida
  • Enfermedades degenerativas, en las cuales las células nerviosas están dañadas o mueren, tales como las enfermedades de Parkinson y el mal de Alzheimer
  • Enfermedades de los vasos sanguíneos que abastecen el cerebro, tales como los derrames cerebrales
  • Lesiones en la médula espinal y el cerebro
  • Trastornos convulsivos, tales como la epilepsia
  • Cáncer, tales como los tumores cerebrales
    Infecciones como la meningitis

Distonía

Es un trastorno del movimiento en el cual los músculos se contraen involuntariamente y causan movimientos repetitivos o de torsión.

La enfermedad puede afectar una parte del cuerpo (distonía focal), dos o más partes adyacentes (distonía segmentaria) o todas las partes del cuerpo (distonía general). Los espasmos musculares pueden ser leves o severos y pueden interferir con el desempeño de las tareas diarias.

No existe cura para la distonía. Pero los medicamentos pueden mejorar los síntomas. La cirugía algunas veces se utiliza para desactivar o regular los nervios o ciertas regiones del cerebro en personas con distonía severa.

Distonia tratamiento

Para controlar las contracciones musculares, el médico puede recomendar una combinación de medicamentos, tratamiento o cirugía:

Medicamentos

La toxina botulínica (Clostridium botulinum) (Botox) inyectada en músculos específicos puede reducir o eliminar las contracciones musculares y mejorar las posturas anormales. Por lo general, las inyecciones se repiten cada tres o cuatro meses.

Los efectos secundarios suelen ser leves y temporales. Éstos pueden ser debilidad en el cuello, resequedad en la boca o cambios en la voz.

Otros medicamentos se dirigen a los químicos de señalización del cerebro (neurotransmisores) que afectan el movimiento muscular. Algunas de las opciones son:

  • Carbidopa-levodopa (Parcopa, Sinemet). Esta combinación de medicamentos puede aumentar los niveles del neurotransmisor dopamina.
  • Trihexifenidil, benzatropina. Estos medicamentos actúan sobre otros neurotransmisores. Los efectos secundarios pueden incluir pérdida de la memoria, visión borrosa, somnolencia, boca seca y estreñimiento.
  • Tetrabenazina (Xenazina). Este medicamento bloquea la dopamina. Los efectos secundarios pueden incluir sedación, nerviosismo, depresión o insomnio.
  • Diazepam (Valium), clonazepam (Klonopin), baclofeno (Lioresal). Estos fármacos reducen la neurotransmisión y pueden ser beneficiosos para ciertas formas de distonía. Estos medicamentos pueden causar efectos secundarios, como somnolencia.

 
Distonia causas

Se desconoce la causa exacta de la distonía. Pero puede estar relacionado con una alteración en la comunicación de las células nerviosas en varias regiones del cerebro. Algunas formas de distonía son hereditarias.

La distonía también puede ser un síntoma de otra enfermedad o afección, incluyendo:

  • Enfermedad de Parkinson
  • Enfermedad de Huntington
  • Enfermedad de Wilson
  • Lesión cerebral traumática
  • Lesión de nacimiento
  • Accidente cerebrovascular
  • Tumor cerebral o determinados trastornos que se manifiestan en algunas personas con cáncer (síndromes paraneoplásicos)
  • Falta de oxígeno o intoxicación con monóxido de carbono
  • Infecciones, como la tuberculosis o la encefalitis
  • Reacciones a determinados medicamentos o envenenamiento por metales pesados

Distrofia muscular de Duchenne

Es un trastorno hereditario. Este implica debilidad muscular, la cual empeora rápidamente.

Distrofia muscular de duchenne tratamiento

Ninguna forma de distrofia muscular puede curarse. Pero, con tratamiento, los problemas articulares y espinales pueden prevenirse o reducirse para que las personas con distrofia muscular puedan moverse tanto como sea posible. Las opciones de tratamiento incluyen medicamentos, fisioterapia y terapia ocupacional, cirugía y otros procedimientos.

Distrofia muscular de duchenne causas

La distrofia muscular de Duchenne es una forma de distrofia muscular que empeora rápidamente. Otras distrofias musculares (incluyendo la distrofia muscular de Becker) empeoran mucho más lentamente.

La distrofia muscular de Duchenne es causada por un gen defectuoso para la distrofina (una proteína en los músculos). Sin embargo, a menudo ocurre en personas con familias que no tienen antecedentes conocidos de la afección.

La afección afecta con mayor frecuencia a los niños debido a la forma como se hereda la enfermedad. Los hijos de las mujeres con la enfermedad (mujeres con un cromosoma defectuoso pero sin síntomas) tienen cada uno un 50% de probabilidades de tener la enfermedad y las hijas tienen cada una un 50% de probabilidades de ser portadoras. En muy raras ocasiones, una niña puede verse afectada por la enfermedad.

La distrofia muscular de Duchenne ocurre en aproximadamente 1 de cada 3,600 hombres. Debido a que es una enfermedad hereditaria, los riesgos incluyen antecedentes familiares de la afección.

Encefalitis

La encefalitis es una inflamación del cerebro. Puede tener muchas causas, pero la más común es una infección viral.

La encefalitis a menudo causa signos y síntomas similares a los de la influenza leve, como fiebre o dolores de cabeza, o puede no causar síntomas en absoluto. Algunas veces, los síntomas similares a los de la influenza son más severos. La encefalitis también puede causar confusión, convulsiones o problemas sensoriales o motores.

En raras ocasiones, la encefalitis puede ser potencialmente mortal. El diagnóstico y el tratamiento tempranos son importantes porque es difícil predecir cómo la encefalitis afectará a cada individuo.

Encefalitis causas

Con frecuencia, se desconoce la causa exacta de la encefalitis. Pero cuando se sabe, es probable que sea una infección viral. Las infecciones bacterianas y las enfermedades inflamatorias no infecciosas también pueden causar encefalitis.

Existen dos tipos principales de encefalitis:

  • Encefalitis primaria. Esta afección ocurre cuando un virus u otro agente infecta directamente el cerebro. La infección puede estar concentrada en una sola área o ser generalizada. La infección primaria puede ser una reactivación de un virus que había estado inactivo después de una enfermedad previa.
  • Encefalitis secundaria. Esta afección es causada por una reacción defectuosa del sistema inmunitario en respuesta a una infección en otras partes del cuerpo. En lugar de atacar sólo a las células que causan la infección, el sistema inmunológico también ataca erróneamente a las células sanas del cerebro. También conocida como “encefalitis postinfecciosa”, la encefalitis secundaria suele aparecer dos o tres semanas después de la infección inicial.

Encefalitis tratamiento

El tratamiento de la encefalitis leve suele comprender lo siguiente:

  • Reposo en cama
  • Abundante líquido
  • Medicamentos antiinflamatorios, como paracetamol (Tylenol y otros), ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros) y naproxeno sódico (Aleve) para aliviar el dolor de cabeza y bajar la fiebre

Epilepsia

Es un trastorno del sistema nervioso central (neurológico) en el cual la actividad cerebral se altera, ocasionando convulsiones o períodos de comportamiento y sensaciones inusuales y, algunas veces, pérdida del conocimiento.

Cualquiera puede tener epilepsia. La epilepsia afecta tanto a hombres como a mujeres de todas las razas, grupos étnicos y edades.

Los síntomas de las convulsiones pueden variar enormemente. Algunas personas con epilepsia simplemente miran fijamente durante unos segundos durante una convulsión, mientras que otras mueven repetidamente los brazos o las piernas. Tener una sola convulsión no significa que usted tenga epilepsia. Un diagnóstico de epilepsia requiere al menos dos convulsiones no provocadas.

El tratamiento con medicamentos o algunas veces con cirugía puede controlar las convulsiones en la mayoría de las personas con epilepsia. Algunas personas requieren tratamiento de por vida para controlar las convulsiones, pero para otras, las convulsiones finalmente desaparecen. Algunos niños con epilepsia también pueden superar su enfermedad con la edad.

Epilepsia sintomas 

Debido a que la epilepsia es causada por actividad anormal en el cerebro, las convulsiones pueden afectar cualquier proceso coordinado por este. Algunos de los signos y síntomas de convulsiones son:

  • Confusión temporaria
  • Un episodio de mirada fija
  • Movimientos espasmódicos incontrolables de brazos y piernas
  • Pérdida del conocimiento o conciencia
  • Síntomas psíquicos, como miedo, ansiedad o déjà vu

Los síntomas varían dependiendo del tipo de convulsión. En la mayoría de los casos, una persona con epilepsia tiende a tener el mismo tipo de convulsión en cada episodio, por lo que los síntomas serán similares de un episodio a otro.

Los médicos generalmente clasifican las convulsiones como focales o generalizadas dependiendo de cómo comienza la actividad cerebral anormal.

Epilepsia causas

La epilepsia no tiene una causa identificable en casi la mitad de las personas con la enfermedad. En la otra mitad de los casos, el trastorno puede ser causado por varios factores, incluyendo

  • Influencia genética. Algunos tipos de epilepsia, que se clasifican de acuerdo con el tipo de convulsión que usted tiene o la parte del cerebro que está afectada, son hereditarios. En estos casos, es probable que haya influencia genética. Los investigadores han asociado algunos tipos de epilepsia con genes específicos, pero, en la mayoría de los casos, los genes son sólo una parte de la causa de la epilepsia. Algunos genes pueden hacer que una persona sea más sensible a las condiciones ambientales que desencadenan las convulsiones.
  • Traumatismo craneal. Un traumatismo craneal causado por un accidente automovilístico u otra lesión traumática puede causar epilepsia.
  • Trastornos cerebrales. Los trastornos cerebrales que dañan el cerebro, como los tumores cerebrales o los accidentes cerebrovasculares, pueden causar epilepsia. Los accidentes cerebrovasculares son la causa principal de epilepsia en adultos mayores de 35 años.
  • Enfermedades infecciosas. Las enfermedades infecciosas, como la meningitis, el SIDA y la encefalitis viral, pueden causar epilepsia.
  • Lesiones prenatales. Antes del nacimiento, los bebés son sensibles al daño cerebral causado por una variedad de factores, incluyendo infección en la madre, nutrición deficiente o deficiencia de oxígeno. Este daño cerebral puede conducir a epilepsia o parálisis cerebral infantil.
  • Trastornos del desarrollo La epilepsia a veces puede estar asociada con trastornos del desarrollo, como el autismo y la neurofibromatosis.