Skip to content

Las enfermedades urológicas

urologo

Las enfermedades urológicas -todas las afecciones que afectan el tracto urinario y el sistema renal- son muy comunes en la población mundial y son un problema de salud hoy en día, con un estimado de 60,000 muertes por año sólo en los Estados Unidos y casi un millón de personas que sufren de tales afecciones.

Se estima que alrededor del 10% de la población total del planeta padece algún tipo de afección en el sistema renal o en las vías urinarias. Por supuesto, las cifras varían de un continente a otro y de un país a otro. Desafortunadamente, México es uno de los países más afectados por este tipo de enfermedades, ya que sus cifras son muy similares a las de su vecino del norte.

Pero, ¿cuáles son exactamente estas condiciones? Es cualquier afección, infección o enfermedad que una persona puede desarrollar en el tracto urinario, la vejiga, la uretra, los riñones y otras estructuras que forman parte de los sistemas reproductivo, genital y renal masculino, como la próstata, el pene y los testículos.

Priapismo

El priapismo es una erección prolongada del pene. La erección persiste durante horas y no es causada por la estimulación sexual. El priapismo a menudo es doloroso.

Aunque el priapismo es una afección poco frecuente en general, generalmente ocurre en algunos grupos, como las personas con anemia drepanocítica. El priapismo por lo general necesita ser tratado de inmediato para evitar el daño tisular que podría resultar en la incapacidad para tener o mantener una erección (disfunción eréctil).

El priapismo es más común en los hombres durante su tercera década de vida.

Priapismo causas 

Por lo general, la erección se produce en respuesta a la estimulación física o psicológica. La estimulación hace que ciertos vasos sanguíneos lisos y músculos se relajen o se expandan, aumentando así el flujo sanguíneo a los tejidos esponjosos del pene. Como resultado, el pene se llena de sangre y tiene una erección. Después de que la estimulación se detiene, la sangre fluye hacia fuera y el pene vuelve a su estado no rígido (flácido).

El priapismo ocurre cuando partes del sistema (sangre, vasos sanguíneos, músculos lisos o nervios) cambian el flujo sanguíneo normal. En consecuencia, la erección persiste. Si bien la causa subyacente del priapismo a menudo no se puede determinar, se cree que diferentes condiciones pueden ser la causa.

Priapismo sintomas 

Los síntomas del priapismo varían dependiendo del tipo de priapismo. Los dos tipos principales son priapismo isquémico y no isquémico.

El priapismo isquémico, también llamado “priapismo de bajo flujo”, ocurre cuando la sangre queda atrapada en el pene. Es el tipo más común de priapismo. Algunos de los signos y síntomas lo son:

  • Erección que dura más de cuatro horas o que no está relacionada con la estimulación sexual
  • Cuerpo rígido del pene, pero la punta del pene (glande) es suave
  • Dolor progresivo en el pene

El priapismo recurrente o intermitente, una forma de priapismo isquémico, es una afección poco común. Es más común en hombres con un trastorno hereditario caracterizado por la presencia de glóbulos rojos de forma anormal (anemia drepanocítica). Las células falciformes pueden bloquear los vasos sanguíneos del pene. El priapismo recurrente se describe como episodios repetidos de erecciones prolongadas y a menudo incluye episodios de priapismo isquémico. En algunos casos, la afección comienza con erecciones indeseadas y dolorosas de corta duración y puede llegar a convertirse en erecciones más frecuentes y duraderas.

El priapismo no isquémico, también conocido como “priapismo de alto flujo”, ocurre cuando el flujo sanguíneo al pene no está regulado adecuadamente. El priapismo no isquémico generalmente es indoloro. Algunos de los signos y síntomas lo son:

  • Erección que dura más de cuatro horas o que no está relacionada con la estimulación sexual
  • Cuerpo del pene erecto pero no completamente rígido

Priapismo tratamiento

El exceso de sangre se drena del pene usando una pequeña aguja y jeringa (aspiración). Como parte de este procedimiento, también se puede limpiar el pene pasando una solución salina a través de él. En general, este tratamiento alivia el dolor y elimina la sangre con un bajo contenido de oxígeno, y puede detener la erección. Este tratamiento puede repetirse hasta que se complete la erección.

Se puede inyectar en el pene un medicamento simpaticomimético, como la fenilefrina. Este medicamento constriñe los vasos sanguíneos que llevan sangre al pene. Esta acción permite que los vasos sanguíneos que transportan la sangre fuera del pene se abran y aumenten el flujo sanguíneo hacia afuera. Este tratamiento puede repetirse varias veces, si es necesario. Se lo controlará para detectar efectos secundarios como dolor de cabeza, mareos e hipertensión arterial, especialmente si tiene hipertensión arterial o cardiopatía.

Si otros tratamientos no son efectivos, un cirujano puede realizar una cirugía para redirigir el flujo sanguíneo de manera que la sangre pueda pasar a través del pene normalmente.

Si usted tiene anemia drepanocítica, puede recibir tratamientos adicionales que se utilizan para tratar los episodios drepanocíticos.

El priapismo no isquémico a menudo desaparece sin tratamiento. Debido a que no hay riesgo de daño al pene, su médico puede recomendar esperar a ver si se resuelve. Colocar compresas de hielo y presionar sobre el perineo (el área entre la base del pene y el ano) puede ayudar a terminar la erección.

En algunos casos, puede ser necesaria la cirugía para introducir un material, como un gel absorbible, que bloquee temporalmente el flujo sanguíneo al pene. Finalmente, el cuerpo absorberá el material. La cirugía también puede ser necesaria para reparar el daño a las arterias o tejidos causado por una lesión.

Prostatitis

La prostatitis es la hinchazón e inflamación de la próstata, una glándula del tamaño de una nuez localizada justo debajo de la vejiga en los hombres. La próstata es una glándula que produce un líquido (semen) que nutre y transporta el esperma.

La prostatitis a menudo causa dolor o dificultad para orinar. Otros síntomas incluyen dolor en la ingle, el área pélvica o los genitales y, algunas veces, síntomas similares a los de la gripe.

La prostatitis afecta a hombres de todas las edades, pero tiende a ser más común en hombres de 50 años o menos. Esta enfermedad tiene varias causas. Algunas veces, se desconoce la causa. Si la prostatitis es causada por una infección bacteriana, generalmente se puede tratar con antibióticos.

Dependiendo de la causa, la prostatitis puede aparecer gradual o repentinamente. Puede mejorar rápidamente, ya sea por sí sola o con tratamiento. Algunos tipos de prostatitis duran meses o se vuelven recurrentes (prostatitis crónica).

Prostatitis sintomas jovenes 

Los signos y síntomas de la prostatitis dependen de la causa. Estos pueden ser:

  • Dolor o sensación de ardor al orinar (disuria)
  • Dificultad para orinar, como goteo o vacilación urinaria
  • Necesidad de orinar a menudo, en especial por la noche (nicturia)
  • Necesidad urgente de orinar
  • Orina turbia
  • Sangre en la orina
  • Dolor en el abdomen, la ingle o la zona lumbar
  • Dolor en la parte entre el escroto y el recto (perineo)
  • Dolor o incomodidad en el pene o los testículos
  • Eyaculación dolorosa
  • Signos y síntomas similares a los de la influenza (con prostatitis bacteriana)

Prostatitis diagnostico

Diagnosticar la prostatitis implica descartar otras enfermedades que puedan estar causando los síntomas y determinar qué tipo de prostatitis tiene. Su médico le preguntará acerca de su historial médico y sus síntomas. El profesional también hará una exploración física, que probablemente incluya un tacto rectal.

Uretritis

Es la inflamación (hinchazón e irritación) de la uretra, el conducto que transporta orina desde el cuerpo.

Uretritis diagnostico

La uretritis se puede diagnosticar mediante un examen físico o mediante análisis de orina para detectar infecciones bacterianas o de transmisión sexual. Los frotis uretrales / cervicales, aunque más invasivos, dan resultados ligeramente más precisos.

La gonorrea y la clamidia pueden causar complicaciones a largo plazo, como el epidídimo en los hombres y la enfermedad inflamatoria pélvica en las mujeres, que puede conducir a la infertilidad. Por lo tanto, es importante que si usted experimenta síntomas sea revisado por su médico de atención primaria, comience el tratamiento inmediatamente e informe a sus parejas sexuales anteriores/presentes.

Uretritis tratamiento 

Existen diferentes tratamientos dependiendo de la causa de su uretritis.

  • E-coli, la causa más común de la uretritis puede ser tratada eficazmente con D-manosa, un azúcar natural que se une a las lectinas E-Coli, su recubrimiento y lavado fuera de las vías de la vejiga / urinaria. D-manosa es también un preventivo notable y ayuda a mantener la buena salud de la vejiga.
  • Los antibióticos pueden ser usados para tratar infecciones de transmisión sexual.
  • El herpes puede ser tratado con medicamentos antivirales recetados.