Saltar al contenido

Los pólipos uterinos

polipo

Los pólipos uterinos son crecimientos adheridos a la pared interna del útero que se extienden dentro de la cavidad uterina. El crecimiento excesivo de células en el revestimiento del útero (endometrio) causa la formación de pólipos uterinos, también conocidos como “pólipos endometriales”. Estos pólipos generalmente no son cancerosos (benignos), aunque algunos pueden ser cancerosos o, con el tiempo, pueden convertirse en cáncer (pólipos precancerosos).

Los pólipos uterinos varían en tamaño, desde varios milímetros (no más grandes que una semilla de ajonjolí) hasta varios centímetros (del tamaño de una pelota de golf o más grande). Se fijan a la pared del útero por medio de una base grande o tallo delgado.

Usted puede tener uno o más pólipos uterinos. Por lo general, se encuentran dentro del útero, pero algunas veces se deslizan por la abertura del útero (cuello uterino) dentro de la vagina. Los pólipos uterinos son más comunes en mujeres que están pasando por la menopausia o que ya están en la menopausia, pero las mujeres más jóvenes también pueden tenerlos.

Polipos causas 

Los factores hormonales parecen intervenir. Los pólipos uterinos son sensibles al estrógeno, es decir, crecen en respuesta al estrógeno circulante.

Polipos sintomas

Los signos y síntomas de los pólipos uterinos comprenden los siguientes:

  • Sangrado menstrual irregular, por ejemplo, tener períodos frecuentes e impredecibles de duración e intensidad variables
  • Sangrado entre períodos menstruales
  • Períodos menstruales excesivamente abundantes
  • Sangrado vaginal después de la menopausia
  • Esterilidad

Polipos diagnostico

Si su médico sospecha que usted tiene polipos uterinos, el o ella le puede hacer algunas de las siguientes pruebas:

  • Ecografía transvaginal. Se coloca un dispositivo delgado en forma de varilla dentro de la vagina para emitir ondas sonoras y crear una imagen del útero, incluyendo el interior del útero. El médico puede ver un pólipo claramente presente o identificar un pólipo uterino como un área de tejido endometrial engrosado. Un procedimiento relacionado, conocido como histerosonografía y sonohisterografía, consiste en inyectar agua salada (solución salina) en el útero a través de un pequeño tubo guiado dentro de la vagina y el cuello uterino. La solución salina expande la cavidad uterina, permitiendo al médico ver el interior del útero más claramente durante el ultrasonido.
  • Histeroscopia. El médico inserta un telescopio delgado, flexible e iluminado (histeroscopio) en el útero a través de la vagina y el cuello uterino. La histeroscopia permite al médico examinar el interior del útero.
    Biopsia endometrial. El médico puede utilizar un catéter de succión dentro del útero para tomar una muestra que se analizará en el laboratorio. La presencia de pólipos uterinos se puede confirmar por medio de una biopsia endometrial; sin embargo, esta biopsia también puede pasar por alto los pólipos.

La mayoría de los pólipos uterinos no son cancerosos (benignos). Sin embargo, algunos cambios precancerosos del útero (hiperplasia endometrial) o casos de cáncer uterino (carcinomas endometriales) aparecen como pólipos uterinos. Su médico probablemente le recomendará la extirpación del pólipo y enviará una muestra de tejido para su análisis de laboratorio para asegurarse de que usted no tiene cáncer cervical.

Tratamiento para los polipos

Para los pólipos uterinos, el médico puede recomendarla:

  • Comportamiento expectante. Los pólipos pequeños sin síntomas pueden resolverse por sí solos. El tratamiento de pólipos pequeños es innecesario a menos que usted esté en riesgo de desarrollar cáncer uterino.
  • Medicación. Ciertos medicamentos hormonales, como los gestágenos y los agonistas de la hormona liberadora de gonadotropina, pueden reducir los síntomas del pólipo. Sin embargo, el uso de ciertos medicamentos generalmente es una solución a corto plazo en el mejor de los casos, ya que los síntomas generalmente reaparecen una vez que se suspende el medicamento.
  • Extirpación quirúrgica. Durante una histeroscopia, los instrumentos insertados a través del histeroscopio (el dispositivo que el médico utiliza para ver el interior del útero) permiten extirpar los pólipos. Es probable que este pólipo extirpado se envíe a un laboratorio para un examen microscópico.

Si un pólipo uterino contiene células cancerosas, el médico hablará con usted acerca de los pasos a seguir en la evaluación y el tratamiento.

En raras ocasiones, los pólipos uterinos recurren. Si lo hacen, es posible que necesite más tratamiento.

Polipos en el cuello del utero

Un pólipo uterino es un crecimiento o crecimiento que sobresale dentro de la cavidad uterina y que se fija a través de un tallo o pedículo. El pólipo endometrial (el endometrio es la capa que recubre el interior de la cavidad uterina) está cubierto de epitelio y formado por una cantidad variable de estroma, glándulas y vasos sanguíneos. Aunque por lo general aparecen a la luz del útero, a veces se localizan en el cuello uterino o en la vagina.

Constituyen la patología benigna más frecuente en mujeres con sangrado uterino anormal o infertilidad, siendo éstos dos de los principales síntomas que producen. Sin embargo, un alto porcentaje de pólipos endometriales son asintomáticos.

Aunque generalmente son benignos, en el 0.5-1% de los casos pueden volverse malignos, especialmente durante la menopausia. El riesgo de malignidad de los pólipos endometriales en la posmenopausia es variable y está relacionado con sangrado uterino anormal. En los casos asintomáticos el riesgo es mínimo.

Pueden ser simples o múltiples, pediculados o sésiles (amplia base de implantación), y de diferentes tamaños (desde unos pocos milímetros hasta varios centímetros). Algunos pólipos son muy pequeños y no tienen influencia en la fertilidad, pero otros pueden dificultar el movimiento de los espermatozoides y el implante del embrión.

En cuanto al diagnóstico, la histeroscopia es un método sencillo, seguro y eficaz que permite observar y extirpar el pólipo para su posterior estudio, combinando así el diagnóstico y el tratamiento en la misma técnica. El ultrasonido transvaginal y la histerosonografía también están disponibles, pero estas pruebas son exclusivamente diagnósticas.

Polipos uterinos malignos

Los pólipos uterinos o endometriales en las mujeres son masas de tejido o tumores que se forman en la cavidad uterina debido al crecimiento anormal de su capa interna: el endometrio.

En general, la gran mayoría de los pólipos uterinos son benignos. Sin embargo, alrededor del 5% puede volverse maligno.

Tanto el tamaño de los pólipos como sus síntomas varían mucho entre las mujeres. Además, su extirpación es necesaria para evitar el riesgo de cáncer.

Diferencia entre polipo y mioma 

¿Existen diferencias entre el pólipo y el fibroma? La principal diferencia es que los pólipos sólo alcanzan unos pocos centímetros y generalmente no se sienten a menos que sobresalgan a través del cuello uterino. Los fibromas, por otro lado, si alcanzan un tamaño suficiente, pueden ser detectados por palpación.

Videos de pólipos uterinos

 

Mas información acerca de las Enfermedades de las Mujeres